Buscador:

Cargando...

viernes, 22 de julio de 2016

La Historia Interminable (Die Unendliche Geschichte/The Neverending Story) [1984] de Wolfgang Petersen

Una versión restaurada en 4K de La Historia Interminable vuelve a los cines de toda España

ATENTOS INCANSABLES LECTORES AL SORTEO EN FANGOFAN: tendréis que leer toda la review de la película para saber como participar y ganar un par de regalitos gracias a 39 EscalonesFilms, que reestrena en salas comerciales La Historia Interminable de 1984, un clásico de cine juvenil, que llega restaurada en 4K para toda una nueva generación de fans.

Aprovechando el reestreno de La Historia Interminable, aquí os traigo la review. Una de las películas más populares, vistas, reconocibles y exitosas del cine juvenil de los 80, que curiosamente llegó de la Alemania Federal, siendo la película alemana más cara, ambiciosa y exitosa de todos los tiempos hasta la fecha.

La Historia Interminable es un tremendo ejercicio de metarrealidad en la que nos plantean que el Reino de Fantasía es un lugar real y tangible que reside en una dimensión paralela dentro de la imaginación de cada uno de nosotros. Con nuestros sueños, deseos y fantasías (sobre todo con las de los niños) Fantasía se alimenta y crece, siendo el lugar donde habitan todos los cuentos, todas las historias, los sueños y sus personajes.

El único modo de acceder a ese mundo es a través de un libro, La Historia Interminable, que guarda en su librería el señor Koreander. Un día el joven Bastian huye de los niños que le acosan y le pegan terminando en la librería de Koreander. Bastian es un muchacho tímido e inteligente que ama la lectura sobre todas las cosas.

Sin poder evitarlo, Bastian toma prestado La Historia Interminable y se oculta en el desván de su colegio para leer el libro del tirón.

Allí se nos cuenta como la Emperatriz Infantil está enferma. Una misteriosa enfermedad la está matando a la vez que la Nada hace desaparecer Fantasía. Es como si esa Nada y la enfermedad de la Emperatriz estuvieran relacionadas.

(-Había un lago. El Cálidocaldo. Y un día ya no había Nada.
-¿Había un agujero?)
-No. Un agujero sería algo. Donde estaba el lago, ya no había Nada).

El elegido para encontrar la cura para la Emperatriz Infantil (el ser más viejo y sabio de toda Fantasía) es un muchacho llamado Atreyu. El joven cazador de las praderas deberá recorrer toda Fantasía dejando sus armas y portando tan solo Áuryn el Esplendor (signo de la Emperatriz) para encontrar una cura para la Emperatriz antes de que la Nada haga desaparecer el Reino para Siempre.

Por alguna extraña razón el destino de Bastian y Atreyu están entrelazados.


Bastian Baltasar Bux lee un libro: La Historia Interminable.
Fantasía está en peligro.
Y la Emperatriz Infantil está enferma.
Sólo el joven Atreyu podrá buscar la cura para la Emperatriz.

La película contó con unos fenomenales efectos especiales de maquillaje por obra del maestro Colin Arthur (ganador de un Oscar por 2001: Una Odisea del Espacio), además de una música compuesta por Klaus Doldinger y un guión escrito por Herman Weigel y el propio  Wolfgang Petersen (aclamado cineasta gracias al éxito de El Submarino, ahora en su primer guión y su primera película rodada en inglés).

La Historia Interminable se rodó mayoritariamente en los míticos Estudios Bavaria de Munich, a excepción de los exteriores de la ciudad, rodados en Vancouver, Canadá, y otros exteriores rodados en Almería (en Andalucía, España).

Hay que decir que a pesar de la tremenda popularidad de la película, la cinta cosechó un buen número de críticas negativas, empezando por el autor de la novela, Michael Ende, al que nunca le gustó la adaptación. Además se criticó que solo se adaptó la mitad de la novela... el otro 50% del libro, donde Bastian vive sus aventuras dentro de Fantasía se adaptaron muy libremente en una secuela estrenada en 1990 con otro director y otros actores.

Ahora, yo, como escritor de FangoFan... y dejando la película al margen, incansables lectores, os digo una cosa. Si aún ahora, en 2016, con cierta edad, si además sois lectores habituales pero nunca habéis leído La Historia Interminable, os digo que busquéis la novela (en cualquier librería de segunda mano, biblioteca, descarga digital... es lo mismo) y la leáis. Supera muy muy de lejos a casi toda la novela fantástico-épica que podáis leer.

Luego, la película... pues lo mismo. Si aún 32 años después de su estreno, nunca habéis visto la película La Historia Interminable, vedla. Los años han pasado. Lo que propone se ha superado (sobre todo en lo visual, claro). Pero sigue siendo un potente ejercicio visual tan espectacular que os dejará sin habla.

Con un presupuesto (brutalmente grande para tratarse de una película alemana de antes de la caída del Muro) de 60 millones de marcos alemanes (unos 25 millones de dólares actuales gastados en 1984...), La Historia Interminable recaudó solo en cines más de 100 millones, y eso porque en EEUU solo recaudó 20 millones de dólares. Es cierto que allí no pegó tan fuerte como en Europa (en EEUU no fue un fenómeno tan popular como en España, Francia, Italia o Alemania) donde fue un éxito monumental. Sólo en la Alemania Oriental (la Federal, la no comunista para entendernos), que era un mercado muy pequeño y modesto, la película recaudó otros 20 millones de dólares, lo mismo que en todo EEUU.

La crítica sin embargo, desde que la película se estrenó, ha tenido opiniones muy diversas. Sin ir más lejos, en Rotten Tomatoes las reviews positivas alcanzan el 81% y la nota es de 7 sobre 10, pero en Metacritic la puntuación se queda en apenas un 46 sobre 100.

Además del éxito comercial de la película en cines (más mercados domésticos, que no os podéis hacer una idea de lo que llegó a arrasar la cinta) hay que añadir el éxito de ventas de su BSO, con la canción compuesta por Giorgio Moroder y Keith Forsey, e interpretada por Limahl (cantante de Kajagoogoo) y Beth Anderson. Si no habéis oído nunca esa canción es que vivís en otro planeta... en otro Sistema Solar... en otra Galaxia. Joder, vivís en otro Universo.

Tras La Historia Interminable, la carrera de su director, Wolfgang Petersen, despegó en Hollywood, siendo el director de cintas tan populares como Enemigo Mío, La Noche de los Cristales Rotos, En la Línea de Fuego, Estallido, Air Force One o Troya.

Un viaje por toda Fantasía.
Llevando el Áuryn...
... hasta que al final solo la imaginación de un niño...
... de vida a Fantasía otra vez.

Lo mejor: Lo emocionante, maravilloso y mágico del viaje de Bastian y Atreyu.

Lo peor: Todo lo que falta de la novela... para empezar toda la segunda mitad del libro (y lo que no pudimos ver por falta de presupuesto o de tecnología para llevarlo a cabo).

En resumen, incansables lectores, con todos sus defectos, a pesar del paso de los años, con todo... La Historia Interminable es un VERDADERO CLÁSICO del cine fantástico y juvenil.

Si bien la película sufre muchas carencias (recordad que el propio Michael Ende odió la película), y muchas de las cosas que leímos en la novela no pudimos ver en la película (empezando por la piel verde de Atreyu o al personaje del Fuego Fatuo al inicio) el resultado final de la película es como mínimo sorprendente... sobre todo tratándose de una película de 1984.

Espectacular, trágica, épica, mágica. MARAVILLOSA.

Una de esas películas de VISIONADO OBLIGATORIO. Es una de las imprescindibles.

Debido al éxito de la película, se estrenaron dos secuelas de la misma rodadas ya en EEUU. La Historia Interminable II: El Siguiente Capítulo llegó en 1990 de la mano de la Warner Bros., dirigida por un tal George Miller (ojo... NO es el George Miller de Mad Max o Babe el Cerdito Valiente sino un director escocés conocido actualmente como George T. Miller) con el malogrado actor infantil Jonathan Brandis de protagonista. En 1994 se estrenaría La Historia Interminable III de mano de Miramax Films y con Jason James Richter (muchacho muy popular en esos años gracias al éxito de Liberad a Willy) de protagonista y con Jack Black como villano de la función. Ambas secuelas fueron masacradas por la crítica e ignoradas por la taquilla.

¿¿¿QUÉ???

¿¿¿QUERÉIS SABER COMO CONCURSAR Y LLEVAROS UN PAR DE REGALOS DE LA PELÍCULA???

SEUID LEYENDO, ANDA. SEGUID LEYENDO.

BAJAD. VAMOS ¡¡¡VENGA!!!

Póster original de cines de La Historia Interminable en España.
Cartel original de cines para su estreno en EEUU.
Póster de la película para su edición en DVD en Alemania.
Otro póster alemán de la película.

SORTEO DE LA HISTORIA INTERMINABLE PARA LOS LECTORES DE FANGOFAN:

39 Escalones Films, la distribuidora del reestreno de La Historia Interminable, nos ha mandado una camiseta (una L, y es una L grande porque me cabe a mi) y un colgante (un Áuryn) para promocionar la película y sortearlo entre los lectores del blog.

¿Queréis participar?

Es muy fácil. Sólo tendréis que escribir a horrorelhorror@gmail.com respondiendo a un pregunta de nada (responderla bien es importante para salir elegido como ganador, ojo). Si ya de paso nos seguís en el Facebook y en Twitter mejor que mejor, pero no es un requisito imprescindible para participar en el sorteo.

Pues eso: si queréis participar en el concurso escribís un mail a horrorelhorror@gmail.com y en el asunto del correo me ponéis SORTEO FANGOFAN. Y luego me respondéis a una preguntita de nada.

Si queréis la camiseta:
-Ponéis: Quiero la camiseta y la respuesta.

Si queréis el colgante:
-Ponéis: Quiero el colgante y la respuesta.

Entre las respuestas correctas elegiremos una por cada regalo y a los DOS ganadores los anunciaremos en el Facebook del blog y nos pondremos en contacto con ellos o ellas por privado para pedirles su dirección y enviarles cada regalito a casa.

Sólo podréis participar en uno de los regalos. Vamos, que NUNCA una sola persona se llevará las dos cosas. O camiseta o colgante. Elegid sabiamente, incansables lectores.


PREGUNTA CAMISETA:

¿CUAL ES EL VERDADERO NOMBRE DE LA EMPERATRIZ INFANTIL?


PREGUNTA COLGANTE:

¿CUAL ES EL NOMBRE COMPLETO DEL SEÑOR KOREANDER?

En concurso empieza HOY 22 de julio de 2016. Finaliza el próximo viernes 29 de julio (ese día aún podéis escribir). Anunciaré a los ganadores el 5 de agosto de 2016 y en cuanto me respondan los afortunados, comenzaré el envío de la camiseta y el colgante. Disfrutad.

Sorteamos un Áuryn hasta el 29 de julio. Participad.
Camiseta talla L para el sorteo. Hasta el 29 de julio solo.
Carátula del VHS original de La Historia Interminable editado en España por Filmayer.

Trailer de La Historia Interminable:

martes, 19 de julio de 2016

Stranger Things (Stranger Things) [2016] de The Duffer Brothers

Stranger Things: bienvenido a 1983.

Pocas veces y en tan poco tiempo un producto (en este caso televisivo... si es que puede calificarse como televisivo y no otra cosa) se convierte en una pieza de culto en tan poco tiempo como le ha ocurrido a Stranger Things, una mini serie de tan solo ocho episodios, que ha estrenado la plataforma Netflix este mismo mes de julio, tras mostrar un par de trailers (si no me falla la memoria) que generaron un hype brutal.

Stranger Things es una mini serie creada, escrita y dirigida por los hermanos Duffer (Matt y Ross), que hasta ahora habían sido los responsables de una interesante película de serie B llamada Hidden: Terror en Kingsville protagonizada por el nuevo Tarzán (Alexander Skarsgård)... y poco más. Unos cineastas desconocidos que a partir de este momento pueden tener una carrera bastante sobresaliente si saben mantener las expectativas en futuros trabajos.

Pero... ¿Qué es Stranger Things? ¿Una serie de terror? ¿Una serie de ciencia ficción? ¿Un drama coral? ¿Una obra plagada de referencias? Es todo eso y mucho más. Empecemos por partes, porque es un ejercicio casi imposible encontrar todas y cada una de las referencias que plantea la trama en sus ocho episodios.

Estamos en 1983 en un pueblecito de Indiana donde nunca pasa nada. Mike, Dustin, Lucas y Will, unos muchachos de 12 años, juegan al Dungeons & Dragons, cuando jugar al D&D era cosa de frikis de verdad (cuando te arriesgabas a que te partieran la cara o te llamaran poco menos que psicópata) en casa de Mike (fans de Stephen King pensad en un segundo en el Club de los Perdedores)

Cuando vuelven a casa, Will se cae de su bici... y algo le hace desaparecer. Pero por allí aparece una muchacha que responde al curioso nombre de Once, una niña tan extraña como misteriosa (atentos otra vez fans de Stephen King a Carrie White o a Charlie McGee) que se unirá a los tres muchachos para buscar a Will.

En la búsqueda del chico desaparecido se unirá la familia de Will (su hermano Jonathan y su madre... interpretada por Wynona Rider) y el jefe de policía del pueblo, Jim Hooper, un hombre que arrastra una terrible tragedia con él.

Jugando al D&D... conocemos al Demogorgón.
¿Qué le ocurre al joven Will?
Su madre y su hermano mayor se desesperan.
El jefe Jim Hooper comienza la búsqueda.
Y aparece Once.
Los amigos de Will conocen a la muchacha.

Un reparto coral y un montón de tramas secundarias al más puro estilo Stephen King (con adolescentes hijos de puta, ricachones cabrones, niños con poderes especiales, oscuras agencias gubernamentales secretas...) que nos introducirán en una trama con muchos secretos, muchas sorpresas, un monstruo... y algún que otro susto.

Lo interesante, y quizás la clave de su éxito, es que Stranger Things hace un potente ejercicio de nostalgia no solo ambientando la trama en los años 80, sino que a través de la puesta en escena, de la música... de todo en general, lleva al espectador al momento en el que transcurre la serie.

Además, los hermanos Duffer logran otro ejercicio casi imposible. Recrean con cierta habilidad (eh, no es perfecto... pero es más de lo que teníamos hasta el momento) la puesta en escena del cine y la TV de la década de los 80.

Así, mientras uno ve Stranger Things de pronto siente que está viendo una película de John Carpenter adaptando una novela de Stephen King, con cierto sabor a Spielberg (en concreto sabor a la Amblin), pasando por cineastas del calibre de Joe Dante, Tobe Hooper o incluso Cronenberg o Romero. Es como un todo o nada.

Imaginad las mini series Phantasma II (El Misterio de Salem's Lot para el resto de los mortales) o It (en serio que la influencia de Stephen King es tan brutal que asombra). Pensad en películas como Miedo Azul, Critters, PoltergeistHalloween III El Día de la Bruja, Cuenta Conmigo, Gremlins, E.T., o Una Pandilla Alucinante. Recordad a actores como Sean Astin, Henry Thomas, Corey Feldman, Nicole Eggert, Drew Barrymore, Corey Haim, Kerri Green, River Phoenix, Kiefer Sutherland...

Incluso a mi me recordó a mangas (o animes) como Elfen Lied... pero eso ya es otro cantar.

Así que sobre la mesa tenemos los años 80. Un niño desaparecido. Un pueblo donde nunca pasa nada. Una familia desextructurada. Tres niños. Una niña con poderes especiales. Una agencia gubernamental secreta. Unos adolescentes cabrones. Un policía traumatizado. Y un monstruo.

El amigo J. J. Abrams ya intentó algo parecido (con bastante éxito a mi parecer) con la divertida y empática Super 8.

Ahora Stranger Things da un paso más allá.

Stranger Things ha tenido una tremenda recepción por parte de la crítica. En Rotten Tomatoes (web que agrega y contabiliza críticas de todos los medios de comunicación y puntuación de usuarios) tiene un 92% de reviews favorables y una nota media de 7.9, que es muy muy alta. En Metacritic (que puntúa más a la baja) llega a 76 sobre 100 y en Imdb (que puntúa más a la alta) la cosa se queda en un 9.3 sobre 10.

A los que no les ha gustado la serie (las reviews negativas) destacan que basa todo su argumento en la nostalgia y en sorpresas de último momento que en ningún momento llegan a sorprender.

En esta vida tiene que haber de todo, oiga.

¿Y si Will no se hubiera fugado?
¿Y si Will se manifestara de un modo u otro?
¿Y si Once tuviera la clave?
Pero Will aparece muerto.
Todo está resuelto...
¿Verdad?

Lo mejor: Once y los tres amigos.

Lo peor: Quizás le falta un poco de definición. Ni es terror, ni es juvenil, ni es ciencia ficción... y lo es todo a la vez.

En resumen, Stranger Things es una mini serie REALMENTE ENTRETENIDA.

Ocho episodios que duran entre 42 y 56 minutos, que se ven del tirón sin problemas. Un reparto coral en el que destacan (como no podía ser de otra manera) los actores más jóvenes y una desfasadísima Wynona Rider (en serio está más pasada de rosca que nunca).

Sobre la música (Diosssss), la estética, la iluminación, el vestuario... ¿¿¿Qué os voy a decir??? De repente como espectador os teletransportará a los años 80, a esas películas de videoclub que tanto amáis y recordáis con tanta nostalgia (desde el cine de John Carpenter hasta clásicos de culto como Una Pandilla Alucinante o la mencionada mini serie It, de la que bebe muuuuuucho).

REALMENTE MUY RECOMENDABLE.

Estamos ante uno de los productos más interesantes hechos para televisión (si es que puede considerarse medio televisivo y no otra cosa... y ese es un debate interesante que quizás deberíamos profundizar en algún momento) que si os gusta lo que os gusta tenéis que ver sí o sí, incansables lectores.

A ver si Netflix anuncia segunda temporada...

Stranger Things anunció su estreno para el pasado 15 de julio.
El cartel, el logotipo, todo recuerda a los años 80 en Stranger Things.
En España podemos ver Stranger Things en Netflix desde el 15 de julio.

Trailer de la mini serie: